El aluminio coge protagonismo en los proyectos constructivos

El aluminio coge protagonismo en los proyectos constructivos

El aluminio se puede encontrar de diferentes formas en un proyecto constructivo. Ventanas, muros cortinas, fachadas ventiladas, contraventanas y un sinfín de posibilidades que aporta el material a nuestro comercio o vivienda.

Estructuras robustas y ligeras, puntos fuertes del material.

Su bajo peso ayuda a la construcción de estructuras ligeras y a la prefabicación de componentes. Esto qué significa, pues que a la hora de trabajar con ellos en obra no es necesario utilizar equipos pesados para su movilidad. Un gran beneficio para la productividad del proyecto.

¿Cómo nos encontramos el aluminio?

En proyectos arquitectónicos el aluminio ha cogido cierto protagonismo. Lo normal es localizarla en ventanas fijas o cerramientos de terrazas pero su campo es mucho más amplio. Como anteriormente hemos mencionado, el aluminio está en muros cortinas, fachadas ventiladas o como medidas de seguridad en contraventanas y barandillas.

  • Ventanas

Las podemos encontrar básicamente como fijas o correderas. Dentro de las  fijas tenemos las practicables que es la que gira sobre unos herrajes situados en uno de los laterales de la hoja. Las abisagradas nos permiten colocar juntas de estanqueidad en todo el perímetro de la ventana de aluminio. Las abatibles también se conocen como ventanas batientes que sólo tienen su apertura por la parte superior.

Las ventanas de corredera de aluminio tienen un cierre mediante un perfil vertical que impide el cruce de las hojas siendo sellado mediante felpudos de polipropileno. Su cierre se realiza con herrajes embutidos en el perfil de aluminio.

  • Muros cortinas

Son fachadas autoportantes independientes de la estructura del edificio. Está compuesto por elementos de poco espesor y peso. Los elementos estructurales y anclajes van a los elementos estructurales por medio de perfiles laminados de acero.

  • Fachadas ventiladas

Las fachadas ventiladas de aluminio están compuestas por paneles de aluminio o composites sostenidos con perfiles de aluminio fijados mecánica o químicamente. Su aspecto puede ser:

  1. Aspecto enrejado.
  2. Aspecto enrejado y vidrio.
  3. Fachadas modulares.
  4. Fachadas y cristaleras fotovoltáicas.
  • Contraventanas

En aluminio las más usuales son las mallorquinas. Son contraventanas que en vez de ser de vidrio están compuestas por lamas de persiana giratorias. Un mecanismo interno permite regular la entrada de luz al espacio hasta dejarlo completamente oscuro. La podemos encontrar en el mercado tanto abatible como de corredera.

  • Oscilobatientes

Estas ventanas utilizan herrajes que combinan la apertura del sistema practicable con el oscilante. Este sistema posibilita la renovación del aire interior con una mínima apertura de la ventana de aluminio. Los herrajes permiten alternar el eje de giro de la hoja pudiendo elegir entre abrir la ventana en un eje vertical u horizontal.

Si requieres de nuestros servicios para tu comercio o local contacta con nosotros.

 

Por | 2015-09-22T15:08:40+00:00 16 agosto 2015|Soluciones|Sin comentarios