Función de una fachada ventilada de aluminio en la arquitectura

Función de una fachada ventilada de aluminio en la arquitectura

Las fachadas ventiladas de aluminio son un sistema constructivo idóneo para embellecer la envolvente de la edificación y aportar un aislamiento mayor al interior.


Los proyectos de arquitectura moderna están eligiendo este recurso para añadir valor estético a sus construcciones.

La fachada ventilada de aluminio sirve como colchón térmico ahorrando energéticamente un 30% más que otras soluciones constructivas.

Es un sistema constructivo que requiere poco mantenimiento. Se compone básicamente de una hoja exterior, una capa aislante y una hoja interior. Su estructura lo hace muy resistente a los choques térmicos a pesar de su bajo peso.

Panel composite para la ejecución de fachadas

El panel de composite es una estructura constructiva compuesta por dos paneles de aluminio unidos entre sí unidas por un núcleo de polietileno. Se une a la fachada por medio de una subestructura que soporta la hoja interior dejando una cámara de aire permitiendo la circulación continua del aire.

En la hoja exterior se debe dejar unas ranuras para permitir la renovación del aire.

Las juntas entre piezas de aluminio evitan los problemas de dilatación del material. Esta composición es perfecta para suavizar los cambios de temperatura actuando como aislante térmico y lámina impermeabilizante. Un material con gran resistencia a la corrosión y con una larga vida útil. Sus ventajas son:

  • Alto rendimiento como aislante térmico y acústico
  • Material ligero y alta rigidez.
  • Rapidez de montaje.
  • Resistente a la corrosión y los agentes atmosféricos.

Es un sistema constructivo con una diversidad en su acabado que lo hace perfecto para todo proyecto con fachada ventilada (color, brillo, diseño). Normalmente los paneles de composite se suelen utilizar en exteriores aunque también tienen usos en separación de interiores. Su composición hacen que el edificio no «pierda» su calor utilizándolo para crear un confort interior óptimo. Con una simple circulación de aire en el que entra el frío por la parte inferior y sale el caliente por la superior evitando humedades y condensaciones en la fachada.

Sabemos que los materiales más tradicionales para la terminación de una fachada suelen ser la pintura, un mortero o un aplacado de piedra o cerámica. Las fachadas ventiladas de aluminio son una solución tan avanzada e innovadora que nos añadirá un «plus» a nuestro proyecto. En Dressler Aluminio podrás encontrar este tipo de sistema constructivo para dar una novedosa imagen a tu proyecto. Consúltanos presupuesto en www.dressleraluminio.com

Por | 2017-11-20T09:21:52+01:00 17 noviembre 2015|Soluciones|1 comentario