Rotura del puente térmico en carpintería de aluminio

Rotura del puente térmico en carpintería de aluminio

La carpintería de aluminio es un material resistente y muy adecuado para zonas tanto cálidas como húmedas. Son elementos constructivos compuestos por perfiles y herrajes que facilitan la instalación de cerramientos. Una correcta elección del sistema se basará en las dimensiones del cerramiento, el tipo de apertura que se desee, según la integración con la fachada y las características técnicas que encajen con la envolvente pretendida.

El herraje a instalar con los perfiles debe ser el adecuado para el sistema de carpintería seleccionado.

En el mercado existen gran cantidad de posibilidades estéticas. Esto junto a los distintos sistemas de aluminio nos da una variedad en la realización de cerramientos, los cuales cumplan con nuestras necesidades tanto interiores como exteriores.

Rotura del puente térmico (RPT) en carpintería de aluminio

En el cerramiento de un edificio existen puntos débiles donde se pierde el sistema de confort que nos marca el Código Técnico de la Edificación (CTE). Los puentes térmicos hay que saber afrontarlos para que los resultados de aislamiento sean los adecuados. Ahí es donde aparecen las soluciones con rotura de puente térmico.

En la carpintería de aluminio se obtiene incorporando un elemento no conductor que aísle el interior del exterior. Esta pieza debe ser de similar característica en la rigidez del material a la del aluminio.

Las soluciones seleccionadas para la rotura del puente térmico cumplirán con el CTE incluso en condiciones adversas:

  • El ahorro energético de la edificación. El bajo coeficiente de transmisión térmica de los sistemas de carpintería de aluminio las convierten en fundamentales en el ahorro energético.
  • Funcionan como aislante térmico y acústico. El material produce una discontinuidad en la transmisión de temperatura entre el interior y exterior de la edificación. Esto significa una disminución en la pérdida térmica, por consiguiente, un descenso en el consumo energético.
  • La eliminación del riesgo de condensaciones en el perfil interior. El elemento encargado de la rotura de puente térmico aumenta la temperatura superficial del perfil interior. Esto disminuye la aparición de rocío en el aluminio y las condensaciones en el vidrio.

 

Por | 2015-07-29T16:01:52+01:00 20 julio 2015|Soluciones|Sin comentarios